Los pies siempre están encerrados entre calcetines, zapatos y botas. Son nuestra base para caminar y por eso es bueno cuidarlos a menudo.

Una pedicura básica se inicia con una limpieza sumergiendo los pies en agua junto con aceites limpiadores y relajantes. Posteriormente se eliminarán las durezas y, mediante la exfoliación, conseguiremos librarnos también de las células muertas.

Tras todo ello llega el momento de cuidar las uñas cortándolas, eliminando cutículas y límándolas. Terminaremos el proceso con una crema hidratante aplicada con un suave masaje. Por último, elige el color que más te guste para pintar tus uñas. ¡Tus uñas ya están listas!

Si deseas conocer nuestro servicio de pedicura, contacta con nosotros.







Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted